‘Curon’, una serie de terror psicológico que te dejará pensando…en ti

Si te gustó Dark a pesar que no entendiste ninguna de sus teorías sobre la física-cuántica, astrofísica, realidades paralelas, paradojas temporales, agujeros negros y viajes en el tiempo. Tienes que ver Curon, un serie de 10 capítulos, sin incestos pero con muchos acontecimientos paranormales y toques no explícitos de psicoanálisis.

La serie va hurgando en los problemas, temores y sucesos extraños que les ocurren a los habitantes de un pueblo llamado Curon localizado en Italia y en especial a los integrantes de la familia Raina, a los cuales toda la comunidad considera culpable de todo lo malo que pasa.

La imagen de la serie es un campanario que se erige sobre las aguas, éste es real; después de la segunda guerra mundial se decidió construir un dique en esa área ¡encima del pueblo!, esto para unir los lagos de Resia y Curon, pese a que los habitantes se opusieron a abandonar sus hogares y emigrar pidiendo ayuda hasta al mismísimo papa, la zona se inundó y se construyó la represa; hasta hoy sigue ese viejo campanario, que fue lo único que el agua no alcanzó a cubrir. y es una zona turística muy famosa en Italia.

Bien, la trama principal recae de manera inicial en Anna Raina y sus gemelos, Daria y Mauro, que vienen huyendo y buscan refugio en su pueblo natal, lugar que no pisa desde hace 17 años. Desde el primer capítulo nos damos cuenta que algo no anda bien, por los sueños de Anna, las miradas extrañas de los conocidos de la infancia con los que se va topando y, principalmente, porque el extraño y atormentado padre de Anna, le advierte con una voz tajante y siniestra que ba-jo-nin-gún-mo-ti-vo pueden permanecer en Curón, cosa que a nuestra querida protagonista le importa un bledo, y decide quedarse a vivir e inscribe a los chicos en el cole y luego…desaparece. Ahí empieza el calvario.

Terror psicológico, mucho drama teen, besos lésbicos, amores del pasado, secretos que guardar, maldiciones, sombrías herencias familiares, celos, corazones rotos, alcohol y hasta un narcolaboratorio, sí, leyó bien: un narcolaboratorio; ¡ah!, y ¡spoiler! también ‘alter egos’ emergiendo del lago que en un momento de la trama no sabemos si son villanos o males realmente necesarios, son los argumentos de esta nueva serie de Netflix.

A pesar que es una serie para adolescentes, Curon, nos brinda una trama entretenida e interesante que entremezcla el suspenso y el terror con una reflexión que compara la psique y la esencia de las personas con la realidad que viven.

Al final de la serie es inevitable que hagamos una introspección: ¿Qué tan malo es necesario ser para lograr ser? y ¿Qué magnitud de maldad tenemos contenida dentro de nosotros?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s