La obra de Tolkien es una oda a la muerte

Anuncios

JRR Tolkien en la carta 109, dirigida a Sir Stanley Unwin:

El creador de la Tierra Media explica así lo unido que está su experiencia de vida con su obra más célebre. Y al mismo tiempo define a la Trilogía como un “ensayo lingüístico” sobre la muerte y la inmortalidad.

¿Por qué hay relación entre este escrito sobre la muerte y la inmortalidad con su experiencia de vida?

Anuncios

Primero, porque Tolkien había enfrentado a la muerte desde muy pequeño. A los 4 años falleció su padre. Cuando él tenía 12 murió su madre. Combatiendo en la 1ra Guerra Mundial, con tan solo 24 años, participó de una de los combates más sangrientos, la Batalla de Somme, en la que hubo más de un millón de bajas entre ambos bandos, de la que él fue un afortunado por haber sobrevivido. De las tres mil personas con que contaba la Universidad de Oxford (dónde el escritor estudiaba), solo volvieron trescientos de la guerra. Cuando tenía 26, de todos sus seres queridos, quedaban vivos nada más su hermano, la que ya era su esposa, y un solo amigo, que se llamaba Christopher Waisman, quien pudo sobrevivir a la Gran Guerra.

Anuncios

En definitiva, podemos decir que la experiencia de la muerte y del dolor por perder a un ser querido estuvo siempre muy ligada a la vida de Tolkien.

En segundo lugar, es importante mencionar los doce años que demoró Tolkien en escribir “El Señor de los Anillos”, más los otros cinco que se tomó para revisarlo, para recién ahí ser publicado. Eduardo Segura dice que el recorrido de esa obra es el recorrido existencial de alguien que lleva conviviendo con la muerte mucho tiempo.

Anuncios

A lo que queremos llegar con todo lo dicho, es mostrar el significado que tiene esta obra para Tolkien, y el esfuerzo que le dedicó durante su vida. Por eso, y situándonos en el contexto de la frase elegida del día de hoy, el escritor le daba tan poca importancia a las opiniones de los críticos literarios a su obra. Porque en esta trilogía se pone en manifiesto el mismo Tolkien, su pensamiento, su visión sobre el “don de la muerte”, y la palabra que el mismo acuña: la Eucatástrofe. El giro inesperado de lo que parece un final triste y doloroso al auténtico final feliz, al que le da un profundo sentido católico.

Anuncios

De la muerte y el dolor, Tolkien encontró la forma de hacer crecer su Fe. De la pérdida de los seres queridos se motivó para seguir adelante, y también moldeó una filosofía de vida que quedó impregnada en sus obras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s